La Familia Scalabriniana nel mundo

mappa paesi
0
Presencia nel mundo
0
Misioneros y Misioneras
0
Casas del Migrantes
0
Escuelas y Orfanatos
0
Hospitales
0
Stella Maris
  • EUROPA

    • ALBANIA
    • ALEMANIA
    • ESPAÑA
    • FRANCIA
    • INGLATERRA
    • BELGICA
    • ITALIA
    • LUXEMBURGO
    • PORTUGAL
    • SUIZA
  • AFRICA

    • ANGOLA
    • MOZAMBIQUE
    • REPUBLICA DEMOCRATICA DEL CONGO
    • SUDAFRICA
  • CENTRO Y AMERICA DEL NORTE

    • CANADA
    • COSTA RICA
    • ECUADOR
    • EL SALVADOR
    • EE.UU.
    • HAITI
    • HONDURAS
    • MEXICO
    • REPUBLICA DOMINICANA
  • AMERICA CENTRAL Y DEL SUR

    • ARGENTINA
    • BOLIVIA
    • BRASIL
    • CHILE
    • COLOMBIA
    • PARAGUAY
    • PERU
    • URUGUAY
    • VENEZUELA
  • AUSTRALIA – ASIA

    • AUSTRALIA
    • FILIPINAS
    • JAPON
    • INDIA
    • INDONESIA
    • TAIWAN
    • VIETNAM

El legado de Scalabrini

«Ante tal lamentable estado de cosas, me he planteado muchas veces la pregunta: ¿cómo remediarlo?»

Juan Bautista Scalabrini vivió en una época de grandes transformaciones y conoció sus dramas: a finales del siglo XIX había cientos de miles de italianos y europeos que abandonaban su país cada año y se enfrentaban a las incertidumbres y sufrimientos de la emigración. Scalabrini podría haberse detenido en la compasión por tanto dolor, pero en lugar de ello se hizo «prójimo a prójimo» y se preguntó: «¿Cómo intervenir?».

Más de un siglo después de su muerte, los frutos de su legado se siguen cosechando: hoy hay miles de misioneros y voluntarios en todo el mundo que abrazan y se convierten en «migrantes con migrantes» para colaborar en el sueño de Dios de unir a todos los pueblos en una sola familia

Nuestras Actividades

Misiones

MIGRANTES CON MIGRANTES

Los Misioneros Scalabrinianos

Fundados el 28 de noviembre de 1887 por Juan Bautista Scalabrini, los Misioneros Scalabrinianos son unos 650 religiosos repartidos por 33 países del mundo.

Su misión es abrirse a Dios a través del encuentro con los migrantes; se hacen compañeros de los refugiados para descubrir con ellos que Jesús forma parte de su camino; promueven el respeto a la dignidad de los migrantes; apoyan la libertad cultural de los migrantes, portadores de derechos y deberes; testimonian con ellos su pertenencia al Reino anunciado por Jesús.

Hay más de 170 misiones scalabrinianas en el mundo: trabajan principalmente en parroquias y capellanías. Han abierto 27 Casas del Emigrante y 13 Centros del Apostolado del Mar, donde asisten a los marinos y trabajadores del mar. Hay 20 escuelas dirigidas por los misioneros en Argentina, Venezuela, Colombia y Haití.

SERVIR A CRISTO EN LOS MIGRANTES

Hermanas Misioneras Scalabrinianas

Siguiendo las huellas de Juan Bautista Scalabrini, de la Bienaventurada Asunta Marchetti y del Siervo de Dios Padre José Marchetti, las Hermanas Misioneras Scalabrinianas reconocen, aman y sirven a Cristo en la persona de los migrantes. Cada día en el mundo atienden a 12.000 migrantes.

Cada día en el mundo atienden a 12 mil migrantes. Cada día en el mundo atienden a 12.000 migrantes. En concreto, las Hermanas Misioneras están presentes en: 13 escuelas, 4 hospitales, 4 Centros de Asistencia Psicosocial (CAPS) y 6 Centros de Salud Alternativa en Brasil, 25 casas y centros de acogida y promoción de migrantes y refugiados (en Sudáfrica, Argentina, Brasil, Ecuador, Mozambique, Paraguay, Italia, Costa Rica, Honduras, México y República Dominicana, principalmente en zonas fronterizas). En total, hay 110 misiones abiertas por las Hermanas Misioneras Scalabrinianas en 25 países del mundo.

Desde e 2018 la Congregacón ha empezado el proyecto «Servicio Itinerante», caracterizado por la asistencia a los migrantes  y  rifugiatdos en zonas fronterizas: en Roraima en Brasil, al Confin del Norte y de Sur de México, en Italia a Ventimiglia y en Pemba en Mozambique

Cambiar el mundo desde dentro

Misioneras Seculares Scalabrinianas

56 años después de la muerte del bienaventurado Juan Bautista Scalabrini, el 25 de julio de 1961, el camino del Instituto de las Misioneras Seculares Scalabrinianas comenzó con el sí de Adelia Firetti, una joven maestra de Piacenza, que llegó a Suiza por invitación de los Scalabrinianos para iniciar una escuela para los hijos de los emigrantes italianos.

Este nuevo carisma de la Familia Scalabriniana tiene como misión vivir la consagración secular en los caminos del éxodo migratorio. Sin signos externos que las distingan, las Misioneras Seculares Scalabrinianas trabajan y ejercen su profesión en los más diversos ambientes y contextos de las sociedades multiétnicas de nuestro tiempo, para transformar desde adentro cada realidad, especialmente la de la migración, en una experiencia de encuentro y acogida.

Siguiendo los caminos y fronteras de la emigración, están presentes en Suiza, Alemania, Italia, Brasil, México y Vietnam. Sus viviendas, yen particular los Centros Internacionales «G.B. Scalabrini», se convierten en lugares de encuentro donde jóvenes de diversas nacionalidades, culturas y religiones aprenden a mirar al extranjero y a toda realidad, especialmente la de la migración, con nuevos ojos.

Adelia Firetti

Casas del migrante

Los Misioneros Scalabrinianos prestan un servicio de hospitalidad a todo tipo de migrantes, deportados y refugiados. Han abierto 52 Casas en todo el mundo: se trata de centros y lugares de acogida para la promoción de los derechos humanos, donde se ofrece alojamiento y alimentación, apoyo espiritual, asistencia médica y jurídica, programas de formación profesional e inserción laboral.

Las Casas del Migrante se instalan en las zonas fronterizas, donde los migrantes intentan llegar a su destino y donde a menudo son rechazados, pero también en las grandes ciudades, donde la gente llega en busca de trabajo y no tiene adónde vivir. Las víctimas de la trata encuentran refugio en estos centros.

El trabajo pastoral con los refugiados no se detiene sólo en el momento de la llegada, sino que continúa incluso cuando los migrantes ya no son jóvenes. Muchos de ellos no pueden regresar a sus países y, especialmente si están enfermos, necesitan apoyo. En América del Norte, Europa y Australia, los Misioneros Scalabrinianos han abierto diez centros de acogida para ancianos migrantes .

Stella Maris

Stella Maris es la red de apoyo y asistencia espiritual para los trabajadores del mar. Este ministerio de presencia y apoyo tiene sus raíces en los orígenes de la Congregación Scalabriniana, cuando miles de emigrantes italianos se aventuraron por mar hacia los Estados Unidos.

La organización está presente en pequeñas y grandes ciudades portuarias de todo el mundo a través de los Centros Stella Maris, importantes puntos de referencia para la gente de mar que, tras largos periodos en el mar con ritmos de trabajo agotadores y bajos salarios, puede encontrar aquí refugio y descanso. Los centros ofrecen a los marinos alojamiento, asistencia espiritual, programas de formación, acceso a líneas telefónicas internacionales e Internet para conectarse con sus familias. Cuando se les impide bajar a tierra, vienen visitados a bordo por un equipo de sacerdotes y laicos católicos: hay más de mil misioneros y voluntarios en la red Stella Maris en todo el mundo, presentes en 300 puertos, en 54 países.

En Sudamérica, la red incluye Brasil (Río de Janeiro y Santos), Uruguay (Montevideo), Argentina (Buenos Aires) y dos nuevas ubicaciones en Chile (Arica) y República Dominicana en el Caribe. En Europa, Stella Maris tiene su sede en Italia (Rávena). En Asia, la presencia de Stella Maris se extiende a Filipinas (Manila y Quezon City), Taiwán (Taipei, Kaohsiung) y Japón (Tokio). En Sudáfrica, la oficina del Apostolado del Mar se encuentra en Ciudad del Cabo.

.

Centros de Estudios

Los Centros de Estudios sobre la Migración Scalabrini (SMSC en inglés) son 8 centros de estudios dedicados íntegramente a investigar el fenómeno de la migración, promover la convivencia entre los migrantes y las comunidades de acogida y apoyar las políticas públicas que salvaguardan la dignidad y los derechos de los migrantes, los refugiados, los desplazados internos y la gente de mar.

Distribuidos en las principales ciudades del mundo (Nueva York, París, Roma, Ciudad del Cabo, Sao Paulo, Brasilia, Buenos Aires, Manila), los Centros están en una posición ideal para seguir la evolución de la migración internacional. Cada año realizan publicaciones especializadas (revistas, monografías y artículos académicos); cuentan con un servicio de documentación y un programa de conferencias y actividades de formación.

Los SMSC siguen el ejemplo de Scalabrini, que consiguió despertar el interés público por los asuntos de los inmigrantes, luchó por una mejor legislación y dejó un grupo de misioneros y voluntarios para continuar su labor.